CONSERVACIÓN Y CONSUMO

 

El jamón debe permanecer a temperatura ambiente, en el lugar más fresco y seco de la casa, sin exponerlo a condiciones extremas.

 

Una vez que empezamos a consumirlo utilizaremos los recortes de tocino del propio jamón para cubrir la superficie de corte, así lograremos conservar el jamón durante el mayor período de tiempo posible, evitando que se seque excesivamente y pierda aroma y sabor.  

 

No debe esponerse a cambios de temperatura bruscos ya que puede secarse.

Hay que procurar cortar lonchas finas, de tamaño medio y con algo de grasa intramuscular para hacerlas más jugosas.

Además de su incomparable sabor, las propiedades nutritivas del jamón de bellota son un fantástico complemento para una dieta sana y equilibrada.

Jamones y Embutidos Ibéricos Geminiano.
PROARCI S.L. • Pol. Industrial - 2 Parcela 2
37770 Guijuelo (Salamanca) España
Tel. 923 581 952 geminiano@geminiano.es